Ha llegado la hora de la verdad: la Unión Europea y Mercosur han de pasar de las buenas palabras –trufadas de desconfianza– a la acción, poniendo sobre la mesa, de forma simultánea, sus respectivas propuestas –sin duda, distintas y distantes- para, desde ese punto de partida, negociar, con amplitud [...]